Translate

domingo, 12 de mayo de 2013

El niño de la ruta

De viaje, junto a un amigo; por la nueva ruta del pueblo que corta entre el sembradío y el horizonte, rumbo a la capital.
Comienzo a observar un comportamiento extraño y un cierto grado de tensión en mi compañero de viaje; con un hondo respiro irrumpe en el silencio para comenzar su relato. Baja la velocidad y señala en el camino "_No estoy seguro, ... pero creo que es por aquí, si no es, debemos estar cerca".
Siguió el relato describiendo unas antiguas casas que fueron demolidas para construir el camino que luego se convertiría en ruta.
Una antigua familia rural, sufrió una fatalidad cuando su hijo menor jugando en su triciclo fue víctima de un camión que pasaba casi anocheciendo, a mucha velocidad por el camino mencionado;  no tuvo tiempo de frenar y con él se llevó la vida del niño.
Por estos últimos años, se fueron dando sucesivos accidentes en los cuales las víctimas solo recuerdan que sienten mucho sueño mientras van manejando y de repente se les cruza un niño en triciclo y luego una luz de frente que encandece toda la visión de la ruta; los que pueden contarlo todos coinciden en el mismo relato.
Por eso recomiendan ir bien despierto y a una velocidad normal para no ser sorprendidos por el fenómeno recurrente, que se viene dando cada vez con mas frecuencia.
.


Historia de cementerio

video

miércoles, 20 de febrero de 2013

La Casa embrujada de Humahuaca


Son muchas las versiones que se conocen y cada uno que la cuenta tiene su propio estilo, pero la conoce todo el pueblo. 
Tal vez sea fantasía lo que la alimenta o la imaginación de unos cuantos pero también existe un parte real de esta historia y hasta  el hecho en si podría  no ser ficción, quizás sus personajes, que en algún momento fueron verdaderos.  

El mito dice que a solo algunos Km. del pueblo de Humahuaca en dirección hacia el norte, aun costado de la antigua ruta se levanta una edificación, una gran casona construida de adobe bien al estilo colonial. Allí, cuentan los lugareños, que en las noches, cuando alguien se acerca a la casa puede oír voces, lamentos y risas de quienes protagonizaron esta historia. 
Cuenta la historia que llegó un extranjero al pueblo y se enamoró de una bella joven, la cual luego de cortejarla un tiempo, decidió de manera unánime, casarse con ella. Siempre en complicidad con el padre de la joven y su bendición. 
En su planificación contempló edificar una casa, donde residirían luego de la unión.
Pero la bella joven decidió la noche anterior, en la cual él iba a pedir su mano; escapar con su verdadero amor, un joven del pueblo. Con el cual huyó y no se supo nunca mas de ellos.

El extranjero compungido por su dolor, se fue corriendo y nunca mas se supo de él, dejando todas sus pertenencias y la casa abandonada.
Poco a poco a la casa, la comenzó a cercarla el yuyaral y los vecinos empezaron a comentar, que en algunas noches, particularmente las muy oscuras, se oía reír a la joven y lamentarse al extranjero.
Esto nunca fue comprobado, pero de que se escuchan cosas extrañas, no hay duda.


jueves, 13 de septiembre de 2012

Coquena

Coquena, también conocido como LLastay, habita nuestro suelo norteño como todos ya sabemos.
Es el protector de los animales que habitan la región, principalmente de vicuñas. También recompensa a los buenos pastores con monedas de oro y castiga a los cazadores, en especial a los que cazan con armas de fuego.
Cuenta una habitante de la puna jujeña; de una noche muy oscura en la cual un pastorcito salió a buscar a su rebaño para volver lo antes posible a su casa con su familia.
Una pequeña porción del mismo se alejó mas de lo común, llevando al pastorcito mas allá de lo habitual, llegando a perder la orientación y el camino de regreso.
Se inquieto bastante, pero no abandonó su misión de encontrar a las vicuñas perdidas y traerlas de nuevo a su rebaño. Luego de un tiempo de búsqueda, a punto de entregarse al cansancio y la oscuridad de la noche; la figura de un animal extraño comenzó a marcarle el camino, por curiosidad o por instinto la empezó a seguir, acercándose sigilosamente hasta dar con una vicuña de comportamiento muy extraño a la cual nunca había visto antes.
De repente los animales perdidos comenzaron a reunirse a su alrededor y el pastorcito sorprendido por lo que estaba sucediendo, no se percato en que momento la vicuña (coquena), desapareció de su vista, dejándole unas monedas de oro en pago a su perseverancia y buena acción.
Corriendo volvió a su casa con todo el rebaño y las monedas para comprar regalos a su familia.
Desde ese día no duda en realizar una buena obra, porque sabe que de algún modo será recompensado.